¿Cómo se recicla el vidrio?

Dentro de la gran cantidad de residuos urbanos Valencia se encuentra el vidrio, un material fácilmente reciclable y al que se le puede dar una nueva vida después de pasar por un proceso específico. ¿Cómo se recicla el vidrio de las ciudades?

Así se recicla el vidrio de las ciudades

El proceso que tiene el reciclaje del vidrio pasa por unos hornos de gran potencia que consiguen fundirlo. En las plantas de reciclaje donde se encuentran estos hornos se lleva a cabo un tratamiento donde se separa por composición química y después por color.

Hay que tener en cuenta que no todas las plantas de reciclaje están preparadas para toda clase de composiciones químicas ni para el reciclaje de toda clase de colores. La razón es que cada tipo de vidrio debe ser reciclado por separado.

Tras el reciclaje, el vidrio retiene su color, razón por lo que se separan los colores, lo que permite un gran ahorro. Los más normales son los transparentes, verdes y marrones. Además, hay que tener en cuenta que no todos los vidrios son iguales, dado que cada uno cuenta con una composición específica.

Cuando se ha separado el vidrio es tratado y lavado para la eliminación de toda clase de impurezas como puede ser papel, restos de cola adhesiva, grasas, etc. Después es triturado hasta que se consiguen pequeños trozos, los cuales se pasan por imanes para eliminar cualquier resto de metal.

Finalmente, se funden a 1600 grados y mezclados con hidróxido de sodio, arena y caliza para ser moldeados en nuevos productos como botellas, botes, jarras, etc.